Ayer nos dejó un copy que no trabajó en publicidad

Eduard Punset nos dejó ayer a la edad de 82 años después de una larga enfermedad. Divulgador científico, escritor y político, pero también un copy que no trabajó en publicidad. Y lo decimos por sus centenares de reflexiones e ideas que dejó para la posteridad en entrevistas, libros y programas de televisión.

En Gete Comunicación somos admiradores de su trabajo y hemos recopilado, humildemente, una corta lista de algunas de las célebres frases que nos ha dejado E. Punset:

“La felicidad está escondida en la sala de espera de la felicidad”.

Frase que nos habla de disfrutar del camino, de ser felices llevando a cabo nuestro día a día y no tener la felicidad como un objetivo. Ya que…

“La felicidad es efímera,
es un estado transitorio”.

No podemos vivir siempre felices y comer perdices. Tenemos que experimentar otros estados para poder identificar el de la felicidad.

“La felicidad de las personas es como una curva en forma de U. Llega a sus valores más altos en la juventud y la vejez, y a los más bajos en la madurez, alrededor de los 45 años”.

Da que pensar un poco sobre el estilo y planning de vida que tenemos actualmente, ¿verdad?

“La soledad es pura miseria, creo que dentro de mí solo hay esto, las ganas i la ilusión por fusionarme continuamente con la mente de otro”.

Y es que somos animales sociales, necesitamos relacionarnos y comunicarnos entre nosotros, intercambiar ideas.

“Lo que es fundamental es que las interacciones sociales han provocado un nivel de creatividad como no ha habido ninguno en miles de años”.

Estamos muy de acuerdo. Si la creatividad es unir nexos que antes no se habían unido o unirlos de forma diferente, en un contexto en el que tenemos más acceso a todo lo que sucede en el mundo y en el que se favorecen las interacciones sociales, es razonable pensar que tenemos más “material” para conectar entre sí.

“La política es la peor invención humana.”

Curiosa frase de una persona que dedicó años de su vida a la política. Caso digno de reflexión.

“Si la vida fuera eterna no pondríamos en ella la misma intensidad”.

Tenemos la esperanza de que has vivido la vida con mucha intensidad y le has sacado mucho jugo. Gracias por todo.

“Sin emoción no hay proyecto”.

Es una verdad como un templo. Porque sin emoción, cada proyecto que pasa cada día por nuestras mesas no sería proyecto.

Y queremos terminar con:

“Probablemente no moriré. No está demostrado que tenga que morir”.

No Eduard, no está demostrado.