Un naming desata el caos

By 20 enero, 2021Muy nuestro

Siempre ha habido personas cuyo poder de influenciar sobre la opinión de los demás rebasa cualquier razonamiento. Un buen ejemplo en la actualidad es, por ejemplo, Elon Musk. Solo la cuenta del fundador de SpaceX y director ejecutivo de Tesla tiene más de 42 millones de seguidores en Twitter. Muchos de ellos le siguen sin cuestionar ni una coma, produciéndose consecuencias totalmente inesperadas.

El pasado 7 de enero, Musk publicó un tuit muy, muy breve, “Use Signal”. Se refería a la aplicación de mensajería instantánea que permite encriptar la información que se envía y que se ha convertido en una alternativa más a WhatsApp.

Este tuit obtuvo muchas reacciones, casi 50 mil retuits, 370 mil me gusta y un montón de seguidores que se lanzaron a comprar acciones de Signal Advance sin pensarlo dos veces. ¿El problema? La empresa de mensajería no cotiza en los mercados y lo que compraron fueron acciones de otra empresa americana que vio como sus acciones pasaban de valer 60 céntimos a más de 7 dólares en dos días.

Más allá de la bolsa

Hace cosa de una semana, Google Play y App Store eliminaron la aplicación Parler de sus tiendas al detectar que podía ser usada para tramar un golpe de estado en Estados Unidos de América.

Los usuarios, al no encontrar la aplicación Parler, empezaron a descargarse la aplicación Parlor. Ésta pasó a ser la segunda aplicación gratuita más descargada tanto en la App Store como en Google Play.

La importancia de un buen naming

En Gete Comunicación, tenemos claro que un buen naming tiene que ser registrable, de fácil pronunciación, que evite asociaciones negativas, que sea notorio… A la lista de requisitos, ahora debemos añadirle el de “claramente diferenciador”. Debe diferenciar la marca de las de la competencia, sí, pero también de las empresas que no son ni del sector ni del país. Vivimos en un mundo global y debemos tener en cuenta todas las variables posibles a la hora de elegir un buen naming.